Menú Principal
11 de noviembre de 2021

Subsecretaria Paula Daza participa en ENADE y destaca colaboración público-privada durante la pandemia

-La autoridad resaltó la contribución que hubo desde el gremio que reúne a los empresarios en la adquisición de ventiladores mecánicos para equipar camas críticas en los hospitales del país.

La Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, participó del Encuentro Nacional de la Empresa (ENADE), donde destacó la importante colaboración público – privada que se generó durante la pandemia y que permitió llevar a cabo importantes estrategias sanitarias.

En la ocasión, Daza participó del panel “Compromiso y Conexión”, conformado por emprendedores, empresarios y representantes de sindicatos, donde cada uno expuso respecto de la conexión de las empresas con la sociedad.

La Subsecretaria Daza destacó la relevancia de la colaboración público-privada en el desarrollo de la pandemia en Chile, y lo fundamental que resultó en algunos casos dicha sinergia, para llevar a cabo las estrategias sanitarias y epidemiológicas que se levantaron para hacer frente a compleja situación.

“La pandemia ha desnudado las vulnerabilidades de nuestro país, las deficiencias, pero también lo mejor. Y en ese aspecto, la cooperación público-privada, el rol de la riqueza intelectual de nuestro país, y el rol de la sociedad civil, han sido elementales en ese aspecto”, destacó.

Temas como la Red Integrada de Salud, la donación de ventiladores, la logística para llegar con la vacunación a distintos rincones del país, así como el desarrollo de la estrategia de TTA, entre otros temas, contaron con alguna incidencia virtuosa del sector privado para su desarrollo, lo que fue valorado por la subsecretaria durante la instancia.

“La integración público-privada en las camas críticas permitió triplicar y cuatriplicar las camas críticas. Gracias a eso nunca en nuestro país tuvimos el dilema de la última cama. Cuando empezamos esto, había 600 camas en el sector público y 500 más menos en el sector privado, y gracias a la integración llegamos a tener más de 4 mil durante la segunda ola. Durante la primera ola el 40% de las camas críticas que se dispusieron fueron gracias al sector privado y en la segunda ola eso llegó al 38%. Esto significó que cualquier persona, independiente de su condición de seguro médico, sanitaria o lugar de residencia, iba a tener acceso a una cama crítica”, recalcó la subsecretaria de Salud Pública.

Asimismo, destacó la contribución que hubo desde el gremio que reúne a los empresarios, en la entrega de ventiladores para equipar las camas críticas que se estaban generando.  “Todos conocemos esa historia en la cual los ventiladores a nivel mundial eran escasos y teníamos que competir para tener acceso y ahí Juan Sutil tuvo rol relevante en eso. No había ventiladores para aumentar a 4.500 camas ni en Chile ni en el mundo, y en ese contexto se volcó todo el país y el sector privado, ahí estuvo también la Corfo, las universidades sacando protocolos para validar y hacer ventiladores en nuestro país”, dijo Daza.

La autoridad sanitaria se detuvo un momento para hacer hincapié en que el éxito de la campaña de vacunación contra COVID-19 y como diversos actores contribuyeron con acciones para llegar con las vacunas a la ciudadanía.

“La epopeya de la vacunación partió hace un año y medio, cuando el Presidente nos dijo ‘Chile va a tener vacunas cuando estas sean aprobadas en el mundo, y en ese contexto vamos a tener que trabajar todos juntos’. Y aquí se volcó toda la ciencia, todo el Ministerio de Salud, actores privados, el mundo entero, el Ministerio de Relaciones Exteriores conversando con distintos países y siempre poniendo la ciencia por delante a la ideología. Quiero decirles que eso no es nada de fácil, en un contexto en que la incertidumbre y las desconfianzas hacia las autoridades era gigante”, destacó.

Y en ese contexto, compartió una anécdota en la cual una línea área que tenía en su ruta la ciudad la Antofagasta se ofreció a llevar vacunas de manera rápida y segura, a una ciudad en la cual se habían acabado dichos insumos y era necesario reponer con la mayor celeridad posible. “Ese fue el espíritu, la colaboración que tuvimos. Recuerdo a la Cámara Chilena de la Construcción cuando hablamos con ellos para ver en conjunto cómo vacunar a toda la gente y ellos mandaron listas, se llevó a la gente a los vacunatorios, hubo colaboración. En fin, son cientos de historias que nos muestran que cuando tenemos un país, con un sector público un sector privado con los lineamientos y objetivos claros y con un compromiso país con las personas, podemos sacarlo adelante”, concluyó Daza.