Menú Principal
15 de noviembre de 2019

SEREMI de Salud RM llama a mantener medidas que eviten acumulación de residuos a pesar de la deposición del Paro

Tras el acuerdo total entre el gobierno y los gremios recolectores de basura, que levantó la paralización del sector, la SEREMI de Salud de la Región Metropolitana, Rosa Oyarce, supervisó en compañía de la Subdirectora del Centro de Referencia de Salud (CRS) Maipú, Dra. Beatriz Bueno, el almacenamiento y posterior retiro de residuos.

Debido a la cantidad de basura acumulada en la región, la SEREMI Oyarce indicó que “El volumen normal de basura que se genera en la Región Metropolitana, todos los días, es de 10 mil toneladas. Hoy hay 15 mil toneladas de desechos en las calles de nuestra región. Aunque las distintas municipalidades están reiniciando sus tareas de recolección, es muy difícil que toda la basura desaparezca de las calles de la noche a la mañana. Por eso, debemos pedirle a la ciudadanía paciencia y que nos sigan ayudando a mantener los residuos reciclables y que no se pudren (como cartones, papeles, latas, plásticos, etc.) al interior de los hogares, para así evitar que terminen acumulándose en las aceras”.

Referente a la normalización de los servicios, desde la autoridad sanitaria informaron que cada municipalidad reiniciará su sistema de recolección de basuras, con la calendarización habitual y que con el correr de los días, la ciudad se despejará de basura en las calles. “Esperamos que el lunes ya se retome completamente la recolección, porque hay muchas municipalidades que no realizan el servicio los fines de semana. Cada municipalidad es responsable de el aseo y ornato de sus comunas y ellos han establecido las prioridades para solucionar esta contingencia. Si los vecinos observan basura acumulada, deben denunciar primero con su municipalidad. De persistir el problema, pueden ingresar una solicitud de fiscalización en OIRS.minsal.cl, al Área de Residuos, para que gestionemos una solución junto a la autoridad local”, informó la SEREMI Oyarce.

Según la autoridad, el mayor riesgo para la salud de la población son las enfermedades entéricas y que se transmiten por vectores (Moscas, aves, roedores y otros insectos) que entran en contacto con la basura y propagan infecciones y enfermedades hacia otros lugares, como pueden ser los hogares de las personas.

“Por eso hay que sellar herméticamente la basura orgánica (material que se descompone y pudre, generando bacterias y hongos, como los alimentos) ojalá en más de 1 bolsa plástica, para darle mayor resistencia si son atacadas por algún animal. Dejarlas en contenedores con tapa y preocuparse de eliminar o controlar vectores que pudieran entrar en contacto con los deshechos”, recomendó Rosa Oyarce.