Menú Principal
4 de enero de 2018

Papa Francisco en Chile – Recomendaciones a pacientes con enfermedades crónicas

Es necesario que todo paciente que padezca alguna enfermedad crónica tome ciertas consideraciones especiales y precauciones al momento de viajar, para así no poner en riesgo su seguridad y salud.

Antes de viajar, controle su(s) patología(s) con su médico, para asegurar que éstas estén controladas y para disponer del tratamiento para todo el periodo de viaje, especialmente si contempla pasos fronterizos hasta 3.200 metros de altura.

Lo más importante para evitar complicaciones de las enfermedades crónicas (hipertensión arterial, diabetes mellitus, asma, entre otras) es mantener el control de la enfermedad con el tratamiento farmacológico según indicación médica.

Manténgase hidratado a lo largo del día, aunque no se tenga sed, bebiendo líquidos, especialmente agua potable o envasada.

Procure utilizar ropa y calzado ligeros y sueltos que permitan la transpiración.

Evite hacer ejercicio y actividades bruscas o que requieran mucho esfuerzo físico.

Evite el alcohol, las bebidas con mucha cafeína y las comidas abundantes y calientes ya que podrían aumentar la deshidratación.

En la medida de lo posible, manténgase en lugares frescos y bien ventilados.

En caso de descompesación de su enfermedad, consulte preferentemente al consultorio de Atención Primaria de Salud (APS) más cercano.

Los pacientes crónicos deben llevar a mano los medicamentos de su tratamiento con las indicaciones prescritas por el médico.

Es recomendable que los viajeros siempre porten un botiquín de primeros auxilios, por cualquier eventualidad.

Enfermedades respiratorias:
La evaluación pre-viaje para aquellos pacientes con enfermedades pulmonares crónicas deberá determinar si el paciente se encuentra estable y es capaz de realizar actividad física sin desarrollar disnea significativa.

Durante el viaje es importante llevar los medicamentos en el bolso de mano para eventuales exacerbaciones.

Enfermedad cardiovascular:
Todo paciente con historia de enfermedades cardíacas deberá llevar consigo en su equipaje de mano un resumen de su ficha médica, electrocardiograma reciente y sus medicamentos.

Aquellos pacientes que tengan riesgo de desarrollar una trombosis venosa profunda (TVP) deberán utilizar medias compresivas, realizar ejercicios isométricos y deambular ocasionalmente. Tabaco y alcohol deberán ser evitados y bajas dosis de aspirina o heparina subcutánea se podrían considerar en aquellos que viajen largas distancias.
Todo paciente deberá considerar hidratación frecuente y bebidas no alcohólicas.

Diabetes Mellitus:
Los pacientes con diabetes mellitus deberán viajar con todos sus medicamentos a mano al igual que cualquier insumo que sea necesario para enfrentar una eventual emergencia.

Se recomienda también viajar con algún documento firmado por un médico que certifique el diagnóstico, medicamentos y dosis habituales.

Otras condiciones:
Pacientes con anemia severa, ya sea secundaria a una cirugía, trauma o debido a una enfermedad crónica en tratamiento, deberán, en lo posible postergar el viaje.