Menú Principal
19 de enero de 2016

Autoridades de Salud reiteran recomendaciones por incendio en relleno sanitario

Talagante, 19 de enero de 2016.- Las autoridades de Salud reiteran las medidas de prevención frente al incendio producido en el vertedero Santa Marta.

Según han informado las autoridades regionales, las emanaciones de este incendio no son más tóxicas que las de un siniestro estructural, pues se trata de material orgánico en combustión y no de un incendio de características puramente químicas. Por lo tanto, pese a que algunos de estos gases son irritantes a las mucosas, se presume un bajo riesgo para la salud de la población debido al tipo de material que se está combustionando.

De manera preventiva, la red de Servicios de Atención Primaria de Urgencia  (SAPU) de la Región Metropolitana está en alerta y monitoreando una eventual alza de consultas.

Riesgos a la salud de las personas

En personas sanas, el humo puede irritar las vías respiratorias (tos, secreción nasal e irritación de garganta) y los ojos (conjuntivitis, lagrimeo), además de generar otras molestias como mareos y dolor de cabeza.

Es importante destacar que el humo suele empeorar los síntomas de aquellas personas que padecen problemas respiratorios preexistentes, como asma bronquial o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), en cuyo caso estos pacientes pueden experimentar dificultad para respirar, tos, sensación de opresión en el pecho y silbidos al respirar. Asimismo, los niños, niñas, embarazadas y ancianos son grupos de riesgo y deben extremarse las medidas de precaución.

Si usted o su familia estuvo expuesto al humo del incendio y no tiene síntomas es aconsejable permanecer en su domicilio y consultar en un centro de atención médica en caso de:

– Conjuntivitis o sensación de arena en el ojo

– Tos persistente

– Ronquera

– Dificultad para respirar

– Silbidos al respirar

– Mareos, vómitos, debilidad

– Compromiso del estado de conciencia

Recomendaciones básicas y medidas de prevención

– No realice ningún tipo de actividad física.

– Frente al humo de un incendio, cierre puertas y ventanas para impedir que el humo ingrese a su domicilio.

– Use una mascarilla o coloque un paño húmedo sobre su nariz y boca, esta simple medida le ofrece cierta protección frente a la inhalación de humo.

– Si usted o alguien de su familia está embarazada o pertenece a los grupos de riesgo (niños, niñas, ancianos, pacientes asmáticos o con EPOC), y está en zona de mucho humo es aconsejable que se traslade a una zona menos contaminada.

Una vez que el incendio ha sido controlado:

– Frente a mala calidad del aire, evite la realización de actividades deportivas.

– Si hay cenizas en su patio, evite que sus hijos gateen y jueguen en el suelo, asimismo evite que las mascotas consuman alimentos directamente desde el suelo.

– Para limpiar las cenizas use siempre una mascarilla y previamente moje la superficie a barrer, eso evita que las cenizas se levanten del suelo y pueda inhalarlas.

– Si su piel se ha impregnado de cenizas, quítese la ropa y lávese con abundante agua. Retire sus lentes de contacto y lave sus ojos.