Menú Principal
7 de noviembre de 2017

Enfermedades mentales de origen laboral representan cerca de 50.000 días perdidos al año en Chile

Santiago, 7 de noviembre de 2017.- La Ministra de Salud, Carmen Castillo, inauguró el seminario internacional “Evaluación Participativa de los Riesgos Sicosociales, una Oportunidad de Desarrollo”, en el que se busca intercambiar aprendizajes y buenas prácticas para avanzar en proteger la salud mental de las personas en sus entornos laborales.



La Secretaria de Estado destacó que las enfermedades mentales de origen laboral representan cerca de 50.000 días perdidos al año en Chile. «Sólo durante el decenio 2002-2012 se observó un aumento de un 700% de las enfermedades mentales de origen laboral», precisó.

Entre los riesgos sicosociales que inciden en la calidad de vida de los trabajadores, se encuentran:
• Los tiempos de traslado al trabajo. Se estima que en un 36,4% de los casos, estos plazos son entre “1 y 2 horas”, y un 5,8% señala que requiere “más de 3 horas” para llegar a su destino.
• Los bajos salarios. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas, la mitad de los trabajadores chilenos gana 350 mil pesos mensuales o menos.
• La falta de descanso laboral. El 61,5% de los trabajadores no puede disfrutar plenamente su descanso los fines de semana, pues debe destinar horas a trabajar el sábado o el domingo.
• La doble carga de tareas. En el caso de las mujeres, a la carga laboral se suman las tareas domésticas. El 45% de las mujeres indica que “siempre” o “casi siempre” debe dejar el trabajo para solucionar un problema en casa.

FISCALIZACIONES
En el año 2013 el Ministerio de Salud oficializó el Protocolo de Vigilancia de Riesgos Psicosociales en el Trabajo, “lo que nos convirtió en el segundo país en América Latina que cuenta con un instrumento de regulación en materia de riesgo psicosocial”, detalló la Ministra Castillo.

Posteriormente, con la Oficialización de la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, el Ministerio de Salud intensificó la fiscalización de los protocolos de vigilancia de agentes y factores de riesgo. “Es así como el año 2016, las Autoridades Sanitarias Regionales realizaron en el país 22.510 fiscalizaciones especializadas en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo. De estas fiscalizaciones, 1.451 controlaron Factores de Riesgo Psicosociales en el Trabajo”.

Agregó que la experiencia adquirida durante estos cuatro años implementando el Protocolo de Vigilancia de Riesgos Psicosociales en el Trabajo, “nos ha entregado valiosa información que queremos que sirva de insumo para la actualización de esta herramienta durante noviembre de este año”.

El año pasado se presentaron 41.527 denuncias de enfermedades profesionales. De ellas, 7.232 fueron calificadas como enfermedades de origen laboral. Y las licencias tramitadas por las mujeres casi duplican a las presentadas por los hombres.

La Ministra Castillo concluyó que “esperamos que el próximo Gobierno empuje con el mismo dinamismo un trabajo que demanda la atención de muchos actores, y que con mirada de largo plazo, debe enfrentar las determinantes sociales que inciden en la salud de los 8 millones de trabajadores que componen la fuerza laboral nacional”.

A la actividad asistieron el Superintendente de Seguridad Social, Claudio Reyes; la Subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara; y la Especialista Principal en Seguridad y Salud en el Trabajo de la OIT, Carmen Bueno.