Menú Principal
4 de diciembre de 2018

Subsecretaria Paula Daza participa en inauguración de temporada de piscinas en la comuna de Santiago

La Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, y el alcalde de la comuna de Santiago, Felipe Alessandri, dieron inicio a la temporada de piscinas 2019, con una actividad realizada en el Parque O’Higgins.

“Con la llegada del verano, el uso de estos recintos se hace frecuente, y es por ello que debemos poner el foco en las medidas de seguridad para evitar lesiones y accidentes, así como la prevención de brotes de enfermedades transmitidas por el agua”, explicó la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

“Estamos inaugurando esta temporada aquí en el corazón de Santiago, con una piscina en óptimas condiciones que recibe a todos sus usuarios, promoviendo la inclusión también, para que personas con movilidad reducida, así como los adultos mayores puedan disfrutar en un ambiente seguro”, fueron las palabras del alcalde Alessandri

Siguiendo con las medidas de prevención, se hace fundamental darle un cuidado especial a los niños, quienes deben estar permanentemente vigilados por un adulto, ya sea dentro del agua como también en las áreas de esparcimiento cercanas a ella. Lo mismo si están con flotadores: debe estar bajo supervisión para evitar accidentes y muertes.

La asfixia por inmersión es la primera causa aislada de muerte en Chile de lactantes y preescolares, siendo superada solamente por los accidentes automotores, sumando los de peatones y ocupantes. “Nuestra aspiración en la ACHS es hacer de Chile el país que mejor cuida a los trabajadores y sus familias y, en ese sentido, hace varios años estamos desarrollando a nivel nacional campañas que buscan crear conciencia frente a los riesgos que se presentan durante el verano. Por ello, hoy estamos aquí para enseñar a la comunidad técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) además de entregar recomendaciones de seguridad y prevención ante la radiación UV”, afirmó Andrés Herreros, Gerente de División Seguridad y Salud Ocupacional de la ACHS.

“Tenemos que tomar muy en cuenta que la prevención de accidentes y enfermedades depende tanto de las condiciones sanitarias de las distintas instalaciones que conforman la piscina, como también de la conducta de quienes asisten. Por esta razón es necesario que las personas conozcan y adopten las medidas de autocuidado necesarias para el uso seguro de este tipo de recintos y que las familias tengan un conocimiento básico de Reanimación Cardiopulmonar”, concluyó la titular de la Subsecretaría de Salud Pública, Paula Daza.

Conductas de seguridad y autocuidado que pueden adoptar los bañistas y quienes las visitan

  • Identificar al personal salvavidas y de seguridad de la piscina, y elementos de salvataje en el área de circulación.
  • No consumo de alimentos y bebidas dentro de la pileta y áreas de circulación de bañistas.
  • Las personas que presenten alguna lesión de la piel, porten vendajes o parches, se abstengan de ingresar a las piscinas.
  • Los niños deben estar permanentemente vigilados por un adulto, ya sea estando dentro de la pileta como en las áreas de esparcimiento de la piscina.
  • Evitar correr por los bordes de la pileta que pueden causar caídas dentro o fuera del agua y evitar realizar maniobras como piqueros que pueden causar lesiones así mismo o a otros bañistas.
  • Respetar los horarios de funcionamiento de la piscina, ya que fuera de este horario, se podrían estar realizando labores de mantención o encontrarse sin personal de seguridad.
  • Evitar la exposición prolongada al sol, en particular en horarios de mayor radiación UV, utilizando sombreros, lentes de sol y protector solar.