Menú Principal
15 de julio de 2020

Subsecretaria de Salud y Director de Senama visitan Residencia Espejo y despiden a adultos mayores recuperados de COVID-19

– Estas personas cumplieron su periodo de aislamiento de 28 días, luego de ser afectados por la enfermedad tras un brote de COVID-19 en su hogar de origen. Ahora regresan recuperados a la Villa Padre Hurtado en Pedro Aguirre Cerda.

“Aquí me han tratado muy bien, quiero mucho a todos los que me cuidaron. Yo no me quiero ir, estaba muy bien”. Con estas simples, pero muy emocionadas palabras, Oriana Pérez, de 86 años dejaba este miércoles la Residencia Espejo Transitoria habilitada por el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) en la comuna de La Cisterna.

Como ella, fueron cinco los adultos mayores, que luego de permanecer en el recinto durante 28 días regresaron a su hogar de origen en la Villa Padre Hurtado en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, luego de un brote de COVID-19.

El traslado contó con la presencia de la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza y el director nacional de Senama, Octavio Vergara, quienes aprovecharon la visita para ver el trabajo que realizan los profesionales y técnicos en estos recintos, a partir de un enfoque sociosanitario.

La subsecretaria Daza resaltó que “hay 12 residencias espejo de Senama que están activas, y a lo largo del país, existe la opción de habilitar 1.500 cupos para ir en apoyo de las personas mayores que viven en Eleam. Hemos estado trabajando en ampliar la oferta para las personas mayores, sobre todo aquellos con movilidad leve o reducida”.

En ese sentido, la autoridad anunció que “la próxima semana inauguraremos una nueva Residencia Sanitaria para personas mayores, en la comuna de Padre Hurtado. Esta contará con 38 habitaciones disponibles y está destinada para todos los mayores de 65 años que no puedan cumplir la cuarentena en su hogar”.

Por su parte, el director de Senama, Octavio Vergara, destacó que “al día de hoy tenemos 158 personas mayores que ya han sido recuperados en estas residencias. La idea es que en estos lugares no solo puedan sobrellevar de buena forma el virus, sino también que puedan salir fortalecidos al momento de volver a sus hogares de origen para que puedan tener una mejor calidad de vida”.

Las Residencias Espejo Transitorias, además de velar por las condiciones de salud de las personas mayores con COVID-19, también desarrollan una serie de talleres y actividades para fortalecer el estado de ánimo de este grupo de la población.

Adriana Espinosa, una de las personas mayores que regresó a su hogar de origen destacó que “siempre me ha gustado bailar, cantar y recitar. Son todos muy amorosos. Yo estuve bien enferma y le pedí a Dios que me ayudara, que me diera muchas fuerzas, y con eso logré salir adelante junto a mis compañeros y amigos”.

La elaboración de la estrategia para enfrentar la pandemia en Establecimientos de Larga Estadía, se ha desarrollado a través de una alianza público privada, donde participan actores como la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile y la Asociación Chilena de Seguridad. Ángel Vargas, gerente de operaciones y servicios ACHS, resalta que “nuestro rol ha estado focalizado no sólo en el diseño de la estrategia, sino también en todo el proceso de testeo para poder identificar a quienes están contagiados y poder aislarlos”.

A la fecha se han activado 12 Residencias Espejo Transitorias en seis regiones del país, con una capacidad de 393 cupos, en la cuales se han alojado y cuidado a 298 personas mayores.