Menú Principal
30 de marzo de 2020

Servicio de Salud Viña del Mar Quillota dispone de múltiples medidas de refuerzo en Plan de Acción COVID-19

Con el fin de dar una atención oportuna y adecuada a la población que lo requiera, la red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota (SSVQ) ha dispuesto una serie de medidas para complejizar camas, reforzar la atención de urgencia y ampliar su capacidad, en el contexto de la contingencia por COVID 19.

Así lo destacó el Dr. Francisco Armijo, Subdirector de Gestión Asistencial del SSVQ: “Hemos procedido, desde fines de enero, a organizarnos, en el sentido de ya trabajar en cómo vamos a reforzar nuestros puntos de atención, a lo largo de toda la red asistencial, tanto en lo que es la atención primaria, los Servicios de Urgencia, y también por supuesto los hospitales”.

Reconversión de camas en toda la red Hospitalaria

El Dr. Francisco Armijo explica que una de las estrategias es la reconversión de camas, “tema que nos preocupa mucho, porque de acuerdo a lo que está pasando en el extranjero, sabemos que las camas demandadas son las Unidades Intermedias y las Unidades Críticas, es decir los pacientes que se verán más afectados por esta enfermedad”.

Es así como los tres hospitales de alta complejidad reconvertirán camas para poder entregar atención de mayor complejidad. El Hospital Dr. Gustavo Fricke reconvertirá  8 camas críticas y 8 camas intermedias, en el caso del Hospital de Quilpué serán 5 camas críticas y 1 intermedia más y en el caso del Hospital San Martín de Quillota, en una primera etapa se reconvertirán 4 camas a críticas y 1 a intermedia, y, posteriormente, se complejizarán 14 camas a críticas y 16 a intermedias.

Otra de las estrategias de la red hospitalaria, será que los hospitales de alta complejidad agregarán 15 cupos adicionales cada uno a los programas de Hospitalización Domiciliaria, a través del cual los equipos de salud entregan atención, seguimiento y control en sus casas a los pacientes que cumplen con los criterios de este tipo de hospitalización.

En tanto, los Hospitales de baja complejidad de la red asistencial, Hospital Adriana Cousiño de Quintero, Hospital de Peñablanca, Hospital San Agustín de La Ligua, Hospital Victor Moll de Cabildo  y Hospital de la Calera implementarán por primera vez el programa de Hospitalización Domiciliaria con 15 cupos cada uno, aumentando así la capacidad de camas de la red bajo esta modalidad.

Además, el Hospital Juana Ross de Peñablanca, reconvertirá 24 camas de salud mental a camas clínicas y aquellos hospitales de la red que poseen maternidad aportarán en conjunto con 20 a 25 camas a medicina mujer.

Finalmente, “en el Hospital Fricke se están implementando en el hospital nuevo alrededor de 323 camas adicionales a las ya existentes en el Hospital actual, de manera que tengamos una oferta más generosa de camas hospitalarias para nuestros usuarios que así lo demande”, indicó el Dr. Francisco Armijo.

 

Atención de urgencia hospitalaria

Respecto a la atención de urgencia en los Hospitales,  se ha dispuesto equipos de refuerzo para garantizar una atención más fluida, a lo que se suma que en cada Unidad de Emergencia de los hospitales de la red se está “trabajando en crear, y ya se ha instalado, flujos diferenciados de atención. ¿Qué quiere decir esto? Que los pacientes respiratorios, tienen una admisión distinta a aquellos que son de otras patologías no respiratorias, de manera de poder priorizar las atenciones y por supuesto, haciendo un buen cuestionario y una buena entrevista previo al acceso al establecimiento, en el sentido de buscar dirigidamente si algún paciente o algún consultante, puede ser sospechoso de poseer algún coronavirus”, explica el médico.

Agrega que “en las Unidades de Urgencia, están tomando medidas similares, medidas de flujos diferenciados, medidas de refuerzo. Estamos trabajando en implementar carpas de pre admisión a los establecimientos, de manera que los pacientes ya entren muy bien ya dirigidos a su atención”.

 

Red de Atención Primaria

Una de las medidas es evitar que las personas acudan innecesariamente a los CESFAM y Consultorios, por ello, el Subdirector Médico explicó que “para aquellos pacientes que tienen enfermedades crónicas, se ha dispuesto la entrega de medicamentos por dos o tres meses, y así evitar su desplazamiento. Por otra parte, algunas actividades que son importantes como la vacunación, se ha mantenido en horarios diferidos, como así también los Controles de Niño Sano de un año de edad”.

En la misma línea, agregó el médico “estamos implementando en atención domiciliaria, formando equipos de refuerzo, en cada CESFAM de manera de acercar la salud a nuestros funcionarios, y a sus domicilios y una vez más, y una vez más evitamos que se desplacen, y por tanto hay menos riesgo de contagio”.