Menú Principal
9 de noviembre de 2020

SAPUS de Los Ríos continuarán atenciones en las distintas fases de la pandemia

– En la región existen ocho Servicios de Atención Primaria de Urgencia que funcionan todo el año adosados a los Cesfam de las comunas que los poseen, más un noveno en Paillaco que lo hace sólo en invierno.

Independiente de la fase del Plan Paso a Paso en que se encuentran las comunas de la región de Los Ríos, los Servicios de Atención Primaria de Urgencia (SAPU) funcionarán con regularidad atendiendo los requerimientos de la comunidad.

Así lo dio a conocer la enfermera Pía Mondaca, referente de la Unidad de Medicina Prehospitalaria y Red de Urgencia del Servicio de Salud Valdivia (SSV), quien detalló que “este servicio es un tipo de dispositivo que funciona normalmente adosado a los centros de salud familiar (Cesfam), en el nivel primario de la red asistencial. Cuenta con recursos humanos y clínicos para resolver problemas de baja a mediana gravedad, con aplicación de tratamientos y procedimientos”.

En la región existen ocho SAPUS que atienden todo el año. Estos se ubican en los Cesfam Berlarmina Paredes, de Futrono; Juan Santa María Bonet, de Lago Ranco; y Panguipulli y Río Bueno, en las comunas del mismo nombre, respectivamente. En Valdivia existen en el Cesfam Angachilla, Dr. Jorge Sabat, Las Ánimas y Niebla. A ellos se suma un noveno en el Cesfam Lautaro Caro, de Paillaco, que sólo atiende en temporada de invierno, esto es, de julio a septiembre.

Al respecto, la referente del SSV explicó que “este tipo de dispositivos están orientados para consultas de urgencia de baja complejidad que necesite de tratamiento y/o procedimientos. En ellos generalmente atiende un médico, una enfermera, un técnico paramédico, un administrativo; en las campañas de invierno se refuerzan con horas de kinesiólogos. Comienzan a funcionar una vez que termina el horario de atención del Cesfam, esto es, de lunes a viernes, de 17 a las cero horas, así como los sábados, domingos y festivos de 8 a cero horas”, indicó.

La profesional agregó que “la labor del SAPU en esta contingencia es seguir prestando atención normalmente a los usuarios, claro que con áreas diferenciadas para pacientes que consultan por motivos respiratorios y no respiratorios, además de la toma de muestra COVID a los usuarios que cumplan con los criterios para ello”.
“En situaciones de mayor gravedad –continuó Mondaca- el personal del SAPU deriva y traslada oportunamente al hospital, cumpliendo con las condiciones de seguridad requeridas a los establecimientos de mayor resolución de la red asistencial local”, explicó la profesional.

La atención de los SAPU se complementa con otro dispositivo de la red primaria de atención: los Servicios de Alta Resolutividad (SAR), «al que se acude en horario de no funcionamiento del SAPU. Al igual que un SAPU, el SAR atiende consultas de urgencia de baja complejidad, procedimientos de radiografías y toma de muestra de algunos exámenes de sangre básicos, pero cuenta con un horario de atención nocturno”, explicó la referente.