Menú Principal
30 de abril de 2020

Red de salud mental de Ñuble continúa brindando atención durante la pandemia

Talleres presenciales se han reemplazado por actividades en línea y el trabajo de los Hospitales de día y los Centros Comunitarios de Salud Mental no ha cesado. Los dispositivos siguen en funcionamiento, priorizando controles e ingresos de mayor severidad y garantizando la entrega de medicamentos.

La pandemia del coronavirus ha generado una serie de modificaciones en la vida de la comunidad; la incertidumbre de enfrentarse a un virus desconocido, el mantenerse al interior de los hogares, la distancia física que se debe resguardar y también la merma económica que ha significado para las familias, son factores que pueden tener graves consecuencias en la salud mental de las personas.

De acuerdo al Ministerio de Salud, es comprensible que, ante situaciones de incertidumbre e información en constante actualización, aparezca el temor y la ansiedad. Estas reacciones son esperables, e incluso, necesarias para mantenernos en alerta y atentos. Sin embargo, cuando se vuelven muy intensas o se prolongan en el tiempo, pueden afectar nuestro bienestar y salud mental.

Este contexto, pueden agudizarse los cuadros de personas que ya tienen enfermedades como ansiedad, depresión o estrés, por ello, es importante que quienes están en control por alguna de estas patologías continúen en contacto con su equipo de salud y no interrumpan su tratamiento.

Al respecto, la psiquiatra Claudia Quezada, jefa de la Sección de Salud Mental, del Servicio de Salud Ñuble, explicó que, “con el propósito de mantener las prestaciones, la red se organizó y es así como, todos nuestros dispositivos de salud mental están funcionando con algunos énfasis y prioridades. Por ejemplo, en el caso de los Hospitales de Día de Chillán y San Carlos, ambos recintos siguen brindando atención, tomando los resguardos para evitar posibles contagios. Similar es el caso de los Centros Comunitarios de Salud Mental (COSAM) de San Carlos, Ñuble y Chillán que han suspendido algunos controles priorizando de todas formas aquellos casos que no pueden esperar por atención”.

La especialista puntualizó que “todos estos dispositivos siguen entregando medicamentos; proveyendo de alimentación, en el caso de los hospitales de día; efectuando acompañamiento y monitoreo telefónico, visitas domiciliarias para controles y entrega de fármacos; atención e ingreso de personas con enfermedades garantizadas por el GES, tal, como depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia y consumo de alcohol y drogas en mayores de 20 años y controles con psiquiatras para aquellos casos más complejos”.

Entre las actividades de los equipos, también se encuentran talleres en línea, por ejemplo, instancias de relajación, de habilidades sociales para adolescentes o iniciativas al interior de los Hogares Protegidos, con todos los resguardos para cuidar la salud de las personas. Estas iniciativas, permiten la interacción entre las personas, lo que favorece el cuidado de la salud mental durante la pandemia.

Asimismo, se mantienen los ingresos a la unidad de corta estadía, para aquellos casos graves que requieren hospitalización. También se continúa brindando asesoría de los especialistas a los equipos de la atención primaria, mediante teleconsultoría, y los equipos de apoyo a la respuesta en salud mental (ARSAM) que han dado primeros auxilios psicológicos y contención emocional a funcionarios de salud y usuarios de residencias sanitarias.

Adicionalmente, la doctora Quezada agradeció el compromiso de las y los trabajadores de salud, que se han organizado para no interrumpir la atención de los usuarios y usuarias.

 

¿Dónde contactarse si necesita orientación del funcionamiento de los dispositivos?

Ante consulta sobre atenciones en los distintos dispositivos de salud mental, se disponen de los siguientes números telefónicos:

 

Hospital de Día de San Carlos: 42 2527824

Hospital de Día de Chillán: 42 2 2528260

COSAM San Carlos: 42-2527820

COSAM Ñuble: 42-2528270

COSAM Chillán: 42-2341467