Menú Principal
5 de septiembre de 2019

Primera semana de fiscalización de fiestas patrias da cuenta de 106 inspecciones y 633 kilos de productos decomisados

Hasta la Carnicería KAR llegó el Seremi de Salud Biobío, Héctor Muñoz, y el Director Regional de Servicio Agrícola y Ganadero, Iván Ramírez; en compañía de la Unidad de Seguridad Alimentaria de la Autoridad Sanitaria y fiscalizadores del SAG, donde realizaron control de carnes de abasto, que se centra en la verificación de la autorización sanitaria del establecimiento, verificación de procedencias de carnes y subproductos, características organolépticas normales (color, olor, textura) y fiscalización a fábricas de cecinas.

En el lugar informaron que un total de 106 fiscalizaciones han realizado durante la primera semana de fiscalización de fiestas patrias ambas instituciones, en un programa especial que se extenderá hasta el 22 de septiembre próximo a objeto de asegurar la inocuidad de los alimentos en las 33 comunas de la región del Biobío. 45 de las inspecciones fueron realizadas por la Seremi de Salud y otras 61 por SAG.

Respecto a las inspecciones de la Autoridad Sanitaria, 35 se han realizado en la provincia de Arauco y 10 en Concepción, mientras en la provincia de Biobío se inicia hoy el proceso de control, donde se inspeccionan elaboración y expendio de empanadas, carnes de abasto, ferias libres, además de fondas y ramadas.

Las inspecciones de la Seremi han dado origen a 3 sumarios sanitarios, todos en la provincia de Concepción, a raíz de deficiencias sanitarias; los que pueden finalizar con absolución, amonestación o multas que van de 1 a 1.000 UTM.

Los decomisos, en tanto, llegan a 633,25 kilogramos, 133,325 por carne vencida y 500 por abigeato, decomisadas en las provincias de Concepción y Arauco, respectivamente.

“El año pasado fueron más de mil fiscalizaciones y este año estamos empezando. Estamos dando el inicio a las fiscalizaciones en forma intensa. Nosotros llevamos 45 fiscalizaciones recién, lo que se va a incrementar mucho más; llevamos 3 sumarios sanitarios; tenemos un caso de abigeato en la comuna de Santa Juana. La recomendación a la población es comprar en lugares autorizados, que nosotros podemos fiscalizar, que podamos dar certeza; nosotros revisamos la procedencia de las carnes, que esté todo en regla, la temperatura y las características que tienen que tener estos productos, y por ningún motivo comprar en lugares no autorizados”, señaló el Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz.

Hay que recordar que otros procesos de control se realizan sobre medios de transporte de productos cárnicos y alimentos, donde se verifica que cuenten con autorización, higiene y sistema autónomo que asegure cadena de frío; fábrica de empanadas, donde se verifican medidas de higiene en el proceso de elaboración, calidad de materias primas, buenas prácticas de manufactura, origen de las carnes, además de realizar una toma de muestras a los productos involucrados en el proceso.

En ferias libres, en tanto, se verifica el origen de productos alimenticios, estado de conservación y refrigeración si corresponde; mientras que en fondas y ramadas el trabajo de la Autoridad Sanitaria se orienta a verificar las condiciones sanitarias mínimas que garanticen inocuidad de los alimentos y seguridad de trabajadores y público; condiciones básicas, condiciones del manipulador de alimentos y manejo de alimentos; y fiscalización previa y durante funcionamiento.

En el caso del SAG, le corresponde fiscalizar que las carnes estén correctamente rotuladas y tipificadas. La Ley de la Carne establece un Sistema Obligatorio de Clasificación de Ganado, Tipificación de Carnes y Nomenclatura de los Cortes, además de regular el funcionamiento de mataderos, frigoríficos y establecimientos de la industria cárnica. También fiscaliza los medios de transporte de ganado bovino y de carnes, para lo cual, en este último caso, se realizan controles carreteros, en mataderos y ferias de ganado, oportunidad en la cual se verifica el uso del Formulario de Movimiento Animal (FMA), documento obligatorio para el traslado de bovinos, equinos, ovinos, caprinos, porcinos y otras especies desde un lugar a otro, medida establecida en la Ley 20.596 que mejora la fiscalización para la prevención del delito de abigeato.

En carnicerías y supermercados es donde se producen, principalmente, las infracciones al Decreto N°239 de Comercialización de Carnes Bovina, como por ejemplo vitrinas sin rótulos en los cortes en venta, falta de anuncio de la categoría en venta, entre otros, lo que puede inducir a error en los consumidores.

Durante el Programa de Fiestas Patrias 2019 SAG ha ejecutado ya 61 fiscalizaciones, cursando 14 infracciones, 13 en Biobío y 1 en la provincia de Concepción, que corresponden a multas que pueden ir entre 1 y 100 UTM.

“Por motivo de las fiestas se produce un mayor consumo y mayor transacción de las carnes. Hasta la fecha llevamos más de 60 fiscalizaciones y llevamos un número importante de actas de denuncia-citación, que son las infracciones que nosotros cursamos por diversos motivos. El fin de semana recién pasado estuvimos en Biobío y ahí lo que hicimos fue fiscalizar los medios de transporte, porque ahí parte el proceso de fiscalización, y revisamos que los animales tengan un origen conocido, que vengan con su formulario de movimiento animal y correctamente identificado; es una manera de prevenir las transacciones ilegales o abigeato, y luego el proceso de fiscalización continúa en los locales, en las carnicerías”, señaló el Director Regional del SAG, Iván Ramírez.

Durante el año 2018, en contexto de Fiestas Patrias, la Seremi de Salud Biobío realizó un total de 1.337 fiscalizaciones a carnes de abasto, transporte de productos cárnicos, ramadas, fondas y ferias libres, que implica un 30,8% de incremento respecto a lo alcanzado el año 2017, sin considerar Ñuble, equivalente a 1.022 inspecciones.

El proceso de control dio origen a 72 sumarios sanitarios, equivalente a un 22% de incremento respecto a los 59 sumarios cursados el 2017; donde las principales causales dicen relación con deficiencias sanitarias (44%), carnes vencidas (25%), falta de autorización sanitaria (11%) y alimentos alterados (10%).

Los decomisos, en tanto, alcanzaron los 5.332 kilos de productos cárnicos decomisados en la región, que implica un 40,4% más que lo logrado el año pasado sin considerar Ñuble, equivalente a 3.340 kilogramos.

Las principales causales de decomiso dicen relación con carne vencida (40%), pérdida de vacío (25%) y características organolépticas alteradas (21%).

El SAG, en tanto, durante todo el 2018 realizó un total de 146 fiscalizaciones, 69 en Biobío, 45 en Concepción y 32 en Arauco; cursando 15 infracciones, 10 de ellas en Biobío, 1 en Concepción y 4 en Arauco.