Menú Principal
15 de septiembre de 2020

O’Higgins: Educación y sensibilización del suicidio en adolescentes

– El Hospital de Graneros desarrolló una jornada dirigida a funcionarios del Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC), teniendo presente que el suicidio es una de las principales causas de la muerte de los jóvenes entre los 14 años y 20 años, en nuestro país.

Tener un mejor manejo de la población adolescente que está privada de libertad y, por tanto, con mayor vulnerabilidad social frente al suicidio, fue el objetivo que persiguió la jornada de Educación y Sensibilización de Riesgo Suicida realizada por la unidad de Salud Mental del Hospital de Graneros, dirigida a funcionarios que laboran en el Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Graneros.

La instancia surgió desde las diferentes reuniones de coordinación entre el CIP- CRC, el Cosam, la Seremi de Salud y el programa de Salud Mental del Hospital de Graneros. Asimismo, se enmarca en el Día Mundial de Prevención del Suicidio.

Cabe recordar que el suicidio es una de las principales causas de la muerte de los jóvenes entre los 14 años y 20 años, en nuestro país. En este sentido, la privación de la libertad y justamente la edad de las personas que atiende este CIP-CRC, los convierte en una población de riesgo. Es por esta razón que existe un trabajo continuo, intersectorial y protocolizado en la atención y prevención del suicidio.

Así lo explicó el sicólogo del Hospital de Graneros, Pablo Saavedra, “esta actividad, realizada de manera remota, se enmarca en la necesidad de actuación frente a cualquier intento de suicidio. En este lugar, existe una población que posee cierto riesgo, debido a sus edades y contexto social. Por esta razón es muy importante saber cómo prevenir estas conductas y saber cómo actuar para enfrentarlas. Graneros ha sido una comuna piloto con respecto al trabajo realizado en esta materia y se ha abordado en conjunto con la Seremi de Salud y con el intersector, para lograr la prevención del suicidio en este grupo objetivo”.

Con respecto a los factores de riesgo, el profesional indicó que “el suicidio es un problema complejo en el que intervienen todo tipo de factores: psicológicos, ambientales, sociales y biológicos. Pero hay algunas causas muy bien determinadas que influyen en las conductas suicidas. En los niños y adolescentes, intervienen especialmente factores como la historia psiquiátrica familiar, enfermedades mentales, la pérdida de un ser querido, la depresión, aislamiento social, abuso de drogas y alcohol. El llamado es solicitar ayuda en las plataformas disponibles y acudir a los centros de salud para acceder a tratamiento. En contexto de Covid-19, los síntomas pueden agravarse. Debemos estar atentos a las conversaciones y a poder escuchar a nuestros hijos. Algo que no siempre es sencillo, pero debemos buscar aquellas instancias para saber cómo se encuentra, qué siente frente a una determinada situación. Sobretodo estar alertas ante cualquier cambio de comportamiento o en sus emociones y conversaciones. La prevención del suicidio es tarea de todos”, concluyó.