Menú Principal
20 de abril de 2020

Minsal ha distribuido 46 ventiladores nuevos que han llegado al país

– Las maquinas se derivaron a las regiones de Valparaíso, Metropolitana, Ñuble, Concepción, Los Lagos y Magallanes.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, informó esta mañana que a la fecha se han distribuido 46 ventiladores mecánicos nuevos que han llegado al país a las regiones que han presentado mayor necesidad, según el número de casos de COVID-19 que registran.

Estos se entregaron en los hospitales de las regiones de: Valparaíso, Metropolitana, Ñuble, Biobío, Los Lagos y Magallanes.

“Desde la subsecretaría vamos a disponer de los ventiladores cuando estos sean necesarios para acudir a cada uno de los pacientes de las regiones que lo requieran. Actualmente contamos con 538 ventiladores disponibles en la red integrada de salud”, señaló el subsecretario Zúñiga.

Por otro lado, la autoridad aseguró que además de las gestiones que se están realizando para importar estos equipos, “estamos realizando a través del Ministerio de Ciencias, dos tipos de innovaciones, que son los prototipos de ventiladores que se puedan desarrollar en el país”, trabajos que a medida que vayan teniendo resultados se van a ir informando a la ciudadanía.

Reporte COVID-19

 La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, explicó que cuando llegó el COVID-19 al país el índice de contagio que se tenía en ese momento era de RT 2,6, es decir por cada enfermo se contagiarían tres personas. Actualmente con las medidas de contención que se han tomado para controlar el brote, este RT es de 1,3.

“Cuando partimos con esta pandemia teníamos un RT de 2,6, es decir que una personas podía contagiar a 2,6 personas. Hace unas semanas atrás el RT era de 1,6 y hoy tenemos un RT de 1,3. Esa es una buena señal de cómo ha ido evolucionando la pandemia dentro de nuestro país”, explicó la autoridad.

 En cuanto al reporte diario de la situación epidemiológica del país debido al virus, las autoridades indicaron que ayer se registraron 419 casos nuevos de COVID-19 y la cifra total de personas confirmadas con la enfermedad ascendió a 10.507.

A la fecha, de ese total se han recuperado 4.676 personas, lo que equivale al 44,5%. “Eso significa que están en una etapa de no transmitir el virus a un tercero”, señaló la subsecretaria Daza.

En cuanto a las personas hospitalizadas, se encuentran 377 pacientes en Unidad de Cuidados Intensivos, de los cuales, 296 están con ventilación mecánica y 92 de ellos están en estado crítico de salud.

La subsecretaria lamentó el fallecimiento de seis personas, cuatro de la Región Metropolitana y dos del Maule. Por lo que la cifra de fallecidos llegó a 139.

Con respecto a la capacidad diagnóstica, durante las últimas 24 horas se realizaron 5.178 exámenes, acumulando un total de 118.825 test PCR notificados. «Esto nos sitúa y nos mantiene en el primer lugar de toda Latinoamérica en cantidad de testeos realizados por millón de habitantes”, afirmó el subsecretario Arturo Zúñiga.

En la oportunidad, la autoridad agradeció a los funcionarios de la salud por su importante labor en estos tiempos de pandemia y destacó la acción generosa que han realizado varias personas al confeccionar y regalar mascarillas. «Quiero agradecer a personas como señora Miriam, de Concepción, que durante el fin de semana nos dieron un claro ejemplo acerca de la humanidad y generosidad”, dijo.

Con respecto a la vuelta trabajo del sector público, la subsecretaria Daza, indicó que hay un número importante de personas que están trabajando para poder mantener de forma efectiva el funcionamiento del país, cómo los funcionarios de la salud, los recolectores de basura, las Fuerzas Armadas, Carabineros, transportistas y muchos otros. Sin embargo, la subsecretaria añadió que hay algunas funciones relevantes y esenciales que se deben retomar para dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía.

“Por lo que se ha elaborado un instructivo que dice que de forma paulatina y progresiva, aquellos trabajos del sector público que son esenciales para darle respuesta a las personas que hoy están en sus casas, tienen que ir de a poco a trabajar, siempre resguardado a aquellos trabajadores que tienen más riesgo. Hemos dicho enfermos crónicos, adultos mayores y embarazadas”, concluyó.