Menú Principal
14 de abril de 2020

Ministros de Salud y Justicia anuncian medidas para cárcel de Puente Alto por COVID-19

– La habilitación de un túnel sanitario para funcionarios y visitas, la toma de examen de confirmación diagnóstica y la suspensión del ingreso de nuevos imputados, entre otras acciones.

Al día de hoy, al interior del recinto carcelario de Puente Alto, son 43 funcionarios y 22 los internos confirmados con Covid-19, en un contexto de una población penal que alcanza las 1.046 personas privadas de libertad.

Es por ello, que este mediodía los ministros de Salud, Jaime Mañalich y de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín visitaron el penal para informar a la población penal las medidas que se han adoptado para contener el avance del Covid-19 en ese recinto.

Algunas de estas medidas son: Suspender el ingreso de nuevos imputados al centro penal, la aplicación de test de confirmación diagnóstica a internos, la entrega adicional de insumos sanitarios para el personal del penal, la vacunación contra la influenza a los internos y funcionarios, entre otras.

En la actividad, también estuvieron presentes el Subsecretario de Justicia, Sebastián Valenzuela; la Subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, y el director de Gendarmería, Christian Alveal.

En la oportunidad, el ministro Jaime Mañalich explicó que “todo el personal y todos los internos se han vacunado por la influenza; hemos traído una cuota extraordinaria de insumos, como mascarillas, guantes y protectores, y ahora una vez promulgada la Ley de Indulto Conmutativo, la reducción de la población penal estimamos que será en un orden del 10% o un 15% para así favorecer el aislamiento y disminuir la posibilidad de contagio”.

Al respecto, el ministro Hernán Larraín señaló que “estamos haciendo un esfuerzo especial en la cárcel de Puente Alto, muy comprometido por parte del Gobierno, tomando medidas sanitarias concretas, que se aplican diariamente, con personal que se está capacitando, y con iniciativas en el ámbito de las personas, descongestionando lo que más podamos, para reducir la población penal, y a quienes permanecen dentro, dándoles todo el respaldo para que se sientan cuidados”.

Las autoridades asistieron a la toma de muestras para diagnóstico de coronavirus a personas privadas de libertad, en un móvil de la Seremi de Salud habilitado para el efecto. Después se dirigieron al sector de la enfermería, donde se hizo entrega de elementos de protección personal para los funcionarios de salud que trabajan en el penal.

Uno de los temas planteados fue el eventual traslado de las personas privadas de libertad, que por su edad y condición de salud representan mayor riesgo, con el fin de garantizar una adecuada atención, separados del resto de la población penal.

Finalmente, los ministros y subsecretarios conversaron con un grupo de internos y gendarmes. El recorrido terminó con la habilitación de un “Túnel Sanitario”, en el acceso al centro penitenciario, para funcionarios y visitas, una de las medidas implementadas en el penal.