Menú Principal
24 de agosto de 2020

Mejorar la calidad de vida es clave para prevenir enfermedades cardiovasculares

– En el Mes del Corazón, el Hospital de Graneros entregó consejos para evitar patologías relacionadas con el sedentarismo, el tabaquismo y una mala alimentación.

La prevención de enfermedades cardiovasculares comprende acciones para reducir o eliminar la exposición a riesgos que pueden llegar a aumentar las posibilidades de enfermar, discapacidad o muerte prematura. En el mes de agosto se conmemora a nivel mundial el Mes del Corazón. Esta instancia sirve para poder reforzar la alerta ante enfermedades cardiovasculares y sus cuidados.

Cabe mencionar que las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares (como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) corresponden a la principal causa de mortalidad en Chile, representando cerca de un tercio de todas las muertes del país.

Karina Bustamante, enfermera del programa Cardiovascular del Hospital de Graneros, informó sobre los factores de riesgo de estas patologías. “Una de las principales causas es el sedentarismo. Las personas sanas y las que padecen de alguna enfermedad deben practicar actividad física por lo menos media hora idealmente todos los días o 5 veces a la semana. Otro de los factores es la alimentación. Hace falta seguir educando con relación a la dieta. Se debe comer varias veces al día en porciones pequeñas. Por último, está el tabaquismo.  Las investigaciones han demostrado que el tabaquismo acelera la frecuencia cardíaca, contrae las arterias principales y puede ocasionar alteraciones en el ritmo de los latidos del corazón, todo esto hace que el corazón se esfuerce más. El fumar también incrementa la presión arterial, que a su vez aumenta el peligro de accidentes cerebrovasculares en personas que ya tienen presión arterial alta”.

La profesional indicó que “en caso de padecer de algunas de estas patologías, los usuarios deben cumplir al pie de la letra las indicaciones entregadas por el personal de salud al igual que las personas sanas como el llevar una dieta saludable, practicar actividad física y no fumar. Sumado a la terapia farmacológica en caso de haber sido indicada por médico. En cada uno de nosotros está el deber del autocuidado, y el fortalecer hábitos saludables que nos permitan tener un corazón sano y sin riesgos”.

Finalmente, Karina Bustamante insistió que “evitar el cigarrillo, controlar el peso, mantener una dieta rica en verduras y frutas, eliminar las grasas y frituras, consumir frutos secos, realizar ejercicios, manejar el estrés, son algunos de los consejos para poder mantener una buena salud cardiovascular. Es importante señalar que si los factores de riesgo fueran eliminados se podría prevenir al menos el 80 % de las enfermedades del  corazón, las cerebrovasculares y la diabetes mellitus”, recalcó.

Síntomas que son una alerta de un ataque al corazón

-Dolor o sensación de peso en el pecho.

-Dolor en el pecho que se extiende a uno o ambos brazos.

-Dolor en el pecho que se extiende al cuello o mandíbula.

Frente a la sospecha de presentar estos síntomas concurra de inmediato al Servicio de Urgencia más cercano.