Menú Principal
25 de junio de 2021

La importancia de prevenir el consumo de tabaco en adolescentes

El riesgo de generar una adicción al cigarrillo aumenta aún más si se inicia en la etapa de la adolescencia. Prevenir el consumo temprano de cigarrillos es fundamental para evitar la dependencia y enfermedades respiratorias.

Por curiosidad o imitación… Esas parecen ser los principales factores de inicio del consumo de tabaco adolescente. El problema es que la mayoría no tiene conciencia de los graves efectos que esta conducta tiene para su salud, generando una dependencia que se hace cada vez más fuerte y difícil de erradicar sin ayuda.

Debemos recordar que en Chile el tabaco es responsable de la muerte de 45 personas al día y anualmente se calcula que más de 20 mil infartos son provocados por el tabaquismo, y por ello es esencial, para prevenir las enfermedades respiratorias, que los jóvenes conozcan los peligros de comenzar a fumar a temprana edad.

En la Red Asistencial de O´Higgins los dispositivos de salud trabajan, de forma permanente, en diversas acciones para prevenir el consumo de tabaco en los adolescentes. Estas acciones de promoción y prevención están enfocadas en generar conciencia de que el tabaquismo es una adicción y que provoca enfermedades a largo plazo, que pueden transformarse en crónicas.

“A nivel nacional la prevalencia de tabaquismo es muy alta. Tenemos los números más altos a nivel continental de personas que fuman. El tabaquismo genera muchas enfermedades a largo plazo, entonces hay que evitar la prevalencia de ésta. Los jóvenes entre 13 a 15 años, que se están iniciando en tabaquismo, lo más probable es que a partir de los 30 años desarrollen problemas respiratorios como el EPOC u otras enfermedades como cáncer a la boca del esófago. Por eso es necesario generar una disminución del consumo del tabaco de los adolescentes”, destacó Christian Plaza, encargado de enfermedades respiratorias de la Dirección de Atención Primaria del Servicio de Salud O’Higgins.

El profesional kinesiólogo señaló que “es el grupo etario que tiene mayores índices de tabaquismo a nivel nacional, entonces ese debe ser el foco para la prevención. Los adolescentes son especialmente vulnerables a la adicción a la nicotina por el rápido desarrollo neuronal y hormonal que se produce en esa etapa de la vida. La consejería preventiva que realizan los dispositivos de salud son muy importantes para evitar que esos adolescentes lleguen a convertirse en adultos con enfermedades respiratorias graves y crónicas”, finalizó Christian Plaza.