Menú Principal
6 de noviembre de 2020

Investigación pionera con aguas servidas ayuda a orientar la Búsqueda Activa de Casos en Chillán

– La Iniciativa “Monitoreo SARS-CoV-2 en Aguas Servidas en la ciudad de Chillán”, pionera en Sudamérica, tiene como objetivo identificar casos asintomáticos y detectar precozmente casos positivos en población de riesgo.

Hoy se puso uno de las 20 tomas de muestras que se pondrán en los alcantarillados de la ciudad de Chillán con la finalidad de analizar las heces y poder orientar las búsquedas activas de casos para evitar brotes.

«Es una búsqueda orientada e inteligente», comentó el Dr. Rafael Araos, asesor estratégico de COVID del Ministerio de Salud.

El Dr. Araos explicó que el virus se excreta por las heces a partir de tres días desde el contagio pudiendo adelantar hasta dos semanas el diagnóstico clínico. Hay que considerar que el coronavirus puede permanecer hasta 21 días después de que los síntomas hayan desaparecido y el test nasofaríngeo arroje resultado negativo.

Consultado por la relevancia de esta iniciativa, pionera tanto en Chile como en Sudamérica, el profesional afirmó que “la implementación de este proyecto, su evolución en el corto y mediano plazo nos permitirá ir agregando indicadores basados en la evidencia que tenemos en el país para ir tomando mejores decisiones. Ustedes saben que nosotros en el Plan Paso a Paso tomamos una serie de parámetros que van desde el número de contagios, el uso de camas, etc. Este parámetro, de la presencia del coronavirus en las aguas servidas, nos va a permitir complementar y llenar espacios que aún no éramos capaces de llenar así que estamos súper entusiasmados de que mediante el estudio de algo tan sencillo como las aguas servidas podamos tener más información de la dinámica de la pandemia y esperamos que esto resulte de la mejor manera”.

Por su parte, la seremi de Salud de Ñuble, Marta Bravo, destacó la utilidad epidemiológica del proyecto, el cual seguirá siendo implementado en la región, ampliando la toma de muestras en la comuna de Chillán, llegando a zonas donde existan, por ejemplo, población de riesgo o un número de personas que puedan estar padeciendo la enfermedad sin manifestar síntomas.

En este sentido la autoridad sanitaria regional destacó que “inicialmente fueron 3 puntos y hoy, gracias al Instituto Sistema Complejos de Ingeniería (Isci), hemos calculado 20 puntos en la comuna de Chillán que son nodos donde se encuentra el agua. Otro aporte de la comunidad científica ha sido la contribución en infraestructura para poder hacer la detección y la respuesta también para entregar los resultados a la Seremi de Salud e iniciar la búsqueda activa en el caso de que aumente la carga viral en el agua o disminuya”.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, destacó que la importancia de esta estrategia radica en que “estamos implementando diversas acciones orientadas a fortalecer nuestra estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento. En este sentido este proyecto, que ha permitido focalizar la toma de muestras PCR en la comunidad, es tremendamente importante porque nos permite identificar aquellos lugares con presencia de SARS-CoV-2 en diferentes puntos de la ciudad. De esta manera, detectando positividad en un sector, se refina la búsqueda en el caso a caso para realizar una detección oportuna y eficiente que nos permita controlar la propagación del virus”.

Iniciativa Piloto

La iniciativa piloto fue financiada por el Gobierno regional y ejecutada en conjunto con la Intendencia de Ñuble, las seremis de Ciencias y Salud, además cuenta con apoyo de la Universidad de Concepción y una entidad sanitaria.

Al respecto la seremi de Ciencia, Paulina Assmann, indicó que esta iniciativa se basa en la detección de presencia de COVID-19 en las aguas residuales para detectar en qué lugares o zonas hay personas con la enfermedad y desarrollar, en base a esos indicadores, una eficiente Búsqueda Activa de Casos.

“Al analizar las aguas servidas, se puede la presencia y cantidad de SARS-CoV-2 a través de la misma técnica de PCR que se usa en el diagnóstico de COVID-19. Según la carga viral detectada (cantidad de virus), se puede predecir la cantidad de gente infectada en áreas particulares de la ciudad. De esta manera, se puede informar al plan de Búsqueda Activa de Casos para que la estrategia ser más eficiente, enfocándose en aquellos lugares donde se evidencia presencia del virus”, explicó la autoridad regional del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

De esta manera el proyecto, basado en una experiencia holandesa, inició como un plan piloto el 25 de junio de este año con toma de muestras en 3 puntos de la comuna de Chillán: una Residencia Sanitaria, cárcel y Eleam.

En esta iniciativa juegan un rol fundamental las sociedades científicas. Por un lado está el rol de la Universidad de Concepción que, a través de su Centro de Biotecnología y junto a la seremi de Ciencia de la Macro Zona Centro-Sur, realizan un muestro a partir de la recolección de aguas servidas, las que luego son trasladadas a los laboratorios del CB-UdeC, donde se aplica la técnica del PCR a cada muestra que la componen cerca de cinco litros, que se extraen de un cuadrante limitado por la seremi de Ciencias.

Por otro lado está el trabajo que ha venido realizando, junto al Ministerio de Salud, el Instituto Sistema Complejos de Ingeniería (Isci).

Al respecto el investigador del ISCI, Charles Thraves, detalló que “en este tema del monitoreo una cosa es el proyecto y otra el cómo hacerlo de la mejor manera posible. Hay muchos puntos donde se pueden monitorear distintos segmentos de la población de Chillán entonces la pregunta es cómo podemos hacer esto de la mejor manera posible y, de alguna manera, la matemática nos ayuda a encontrar los puntos en los cuales sean capaz de darnos la mayor información de la gente y ojalá de la forma más precisa posible. De esta manera, con los resultados que se obtienen se pueden seguir tomando futuras decisiones para seguir segmentando los casos donde están y de alguna manera seguir encontrando más casos activos y los números vayan mejor y mejor”.