Menú Principal
20 de junio de 2019

Gobierno evalúa nuevas enfermedades para incorporar en el AUGE

Bastante avanzado se encuentra el análisis respecto de cuáles son las patologías que podrían ser sumadas a los 80 problemas de salud que hoy contempla el AUGE. Así lo confirmó el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, quien además agregó que el Presidente Piñera le pidió que el nuevo decreto fuera enviado a la brevedad.

“Desde luego,  de estas nuevas enfermedades hay dos ítems que, claramente, tienen primacía. La primera es incluir uno o más cánceres que hoy día no están cubiertos en el Régimen de Garantías;  y el segundo, la enfermedad de Alzheimer, cuyo estudio está completamente avanzado y puede representar un gran avance para las miles de personas que tienen esta enfermedad”, explicó la autoridad.

El ministro abordó estos temas en el marco de su participación en el lanzamiento del Policy Paper sobre prevención y abordaje integral de las demencias, que consiste en un trabajo conjunto sobre múltiples perspectivas para informar y enriquecer las políticas públicas existentes, además de impulsar la generación de conocimientos para mejorar la vida de las personas con demencias. La actividad, que se realizó en el Salón de Honor de la sede de Santiago del Senado, contó también con la presencia del Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi; el psicogeriatra Brian Lawlor, Co-Director del Global Brain Health Institute y Conolly Norman Professor of Old Age Psychiatry, Trinity College Dublin; el senador Guido Girardi; y el presidente de la Comisión de Salud, senador Rabindranath Quinteros, entre otros.

Balance campaña de vacunación

Por otra parte, el ministro Mañalich también informó que la campaña de vacunación está prácticamente terminada para todos los grupos de riesgo, cuya cobertura llega hasta ahora a un 86,3% y que en el caso de los enfermos crónicos, el alcance completó el 100%.

Considerando lo anterior, la autoridad además aclaró que la vacuna es solo un vehículo parcialmente efectivo para protegerse de la influenza, ya que las personas que inmunizadas pueden desarrollar la enfermedad, aunque de manera más leve. “Junto a este énfasis que se ha hecho en la vacuna,  hay que hacer un esfuerzo enorme por seguir  transmitiendo respecto de la contaminación intradomiciliaria, del lavado de manos, el uso de pañuelos desechables, estornudar con el antebrazo. Todas esas cosas pueden hacer la diferencia absoluta entre que la gente se enferme o no”.