Menú Principal
1 de junio de 2021

El camino para lograr la salud integral de la mujer

El Programa Salud de la Mujer de Atención Primaria del Servicio de Salud O’Higgins desarrolla un conjunto de prestaciones relevantes, en materia de promoción, prevención y autocuidado.

Contribuir al desarrollo integral de la salud de la mujer y la familia es el principal propósito que persigue el programa Salud de la Mujer de la Dirección de Atención Primaria del Servicio de Salud O´Higgins. Se trata de un conjunto de prestaciones transversales que cruzan diversos programas de Atención Primaria, para lograr una integralidad dentro del desarrollo físico, mental, social en todas las etapas del curso de la vida de la mujer y la familia.

Rosa Zacconi, matrona y encargada del subdepartamento de Salud de la Mujer del Servicio de Salud O´Higgins, explicó que “el Programa se relaciona con el nivel primario, secundario y terciario. Se enfoca en el bienestar de la familia, fomentando la mantención de las condiciones biológicas, sicoafectivas y sociales en el entorno de la mujer y de sus hijos, desde la gestación hasta su desarrollo. El programa  de la Mujer más allá de ser un programa exclusivo a la mujer, es un programa dirigido a la familia, en el contexto de la mujer, sus hijos y también en la paternidad responsable. Es un programa transversal, porque todos los programas se cruzan con la mujer  y el tema de género. Se trabaja a través de la Red Asistencial, a través de todos los Cesfam, Cecosf y además de los hospitales comunitarios en Atención primaria y su vinculación con la red asistencial que se requiera en los distintos niveles y coordinaciones. Es una mirada directa, con todo lo que ello representa, para lograr el bienestar de toda la generación presente y futura”, apuntó.

Por su parte, el asesor de Atención Primaria del Servicio de Salud O´Higgins, Salomón Matus, complementó que “el Programa de la Mujer se desarrolla en torno a una integralidad  física, mental y social, evaluando los aspectos de la salud de la mujer, a través de diversos enfoques de promoción, prevención, recuperación, rehabilitación, autocuidado. Se realiza a través de la Red Asistencial en base a prestaciones, como el control prenatal, control de la diada, regulación de la fecundidad. Asimismo, a nivel secundario como el control de alto riesgo obstétrico. Y en el nivel terciario en atención del parto, hospitalización del recién nacido, entre otras”.

Este conjunto de prestaciones llevadas a cabo por el Programa de Salud de la Mujer, en conjunto con la Seremi de Salud y Atención Primaria han cobrado gran relevancia en tiempos de pandemia. Los establecimientos han implementado una labor para prevenir el Covid-19 en las madres, niños y gestantes y en la población en general. “En pandemia se ha realizado un seguimiento cercano a todas las gestantes que han tenido Covid. Estamos registrando, junto con la Seremi de Salud. Hemos trabajado también en la vacunación de las gestantes, hemos establecido un seguimiento a diario de las gestantes hospitalizadas, en coordinación con la Seremi, también realizamos el seguimiento de los recién nacidos de gestantes Covid, la gran mayoría son niños prematuros. Por lo tanto nuestro enfoque ha estado puesto en varias disposiciones, para fomentar el cuidado de su salud y la de su familia”, culminó Rosa Zacconi.