Menú Principal
19 de octubre de 2020

Desde hoy 6 comunas de la RM entraron a etapa de Apertura Inicial

– Subsecretaria Paula Daza entregó recomendaciones de autocuidado para enfrentar el inicio de la fase 4 del plan Paso a Paso.

Til Til, María Pinto, San Pedro, Curacaví, Pirque y Colina son las comunas de la Región Metropolitana que por primera vez entraron a la etapa de Apertura Inicial, las cuales son parte de las 29 localidades del país que hoy se encuentran en la Fase 4 del Plan Paso a Paso.

Este es un gran avance que se puedo llevar a cabo gracias al esfuerzo de la ciudadanía y de los equipos de Salud, que han sacrificado mucho para bajar los indicadores que hoy permiten dar un paso más, “pero necesitamos que sigan cumpliendo con todas las medidas preventivas que hemos dado a conocer como Autoridad Sanitaria para no incrementar la propagación del COVID-19”, dijo la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

Es por lo anterior que la autoridad llegó hasta la comuna de Colina, junto al alcalde Mario Olavarría, para inspeccionar el funcionamiento de un local gastronómico y revisar las medidas sanitarias implementadas para disminuir los riesgos de contagio de la enfermedad. Además, entregó guías de autocuidado a funcionarios con consejos preventivos.

En la etapa de Apertura Inicial, se levantan algunas restricciones, entre ellas, se permite la atención de público en restaurantes, cafés y lugares análogos con máximo el 50% de su capacidad, o una distancia de al menos dos metros entre las mesas. Y se permite el funcionamiento de cines, teatros y análogos, sin venta ni consumo de bebidas y alimentos, hasta el 50% de su aforo y guardando una distancia mínima de un metro entre los asistentes.

Hoy también comienzan a regir algunas modificaciones aplicadas al plan Paso a Paso,  las cuales permiten que las comunas que se mantienen en etapa de Apertura Inicial, puedan permitir el funcionamiento de gimnasios abiertos al público, “pero esto debe ser con muchas restricciones y precauciones”, advirtió la subsecretaria Daza.

En ese sentido explicó que, en los recintos deportivos no está permitido el uso de camarines ni lugares cerrados que no sean absolutamente esenciales; la distancia entre las máquinas de ejercicios deberá ser de un mínimo de 2 metros entre ellas; el aforo en la sala de máquinas no podrá superar 1 persona cada 10 metros cuadrados; en el caso de clases grupales, no podrá haber más de 10 personas en cada sala, distanciadas al menos 2 metros entre ellas.

También se debe limitar el tiempo en el que los usuarios permanecen en el gimnasio a máximo una hora y solo pueden utilizar un espacio físico. Y lo más importante, entre cada turno, el gimnasio deberá sanitizar las salas y ventilarlas por 30 minutos.

“Es muy importante que se cumpla la indicación de limitar la capacidad para garantizar la salud pública. Pero también, de no respetar las exigencias, los locatarios arriesgan sanciones y multas elevadas”, dijo la autoridad ministerial. Y agregó que así como hay restricciones para los recintos, los usuarios también deben actuar de manera muy cuidadosa y responsable para prevenir el contagio, es decir: asegurarse que las superficies se encuentren limpias; evitar usar objetos de uso común; no compartir alimentos con sus acompañantes; respetar la disposición de los muebles establecida por el lugar para asegurar el distanciamiento físico; considerar usar medios de pago electrónicos por sobre el pago en efectivo. Esto, además del frecuente lavado de manos o uso de alcohol gel.

“Les pedimos a todas las personas que se cuiden. Tener más libertades requiere de mayor responsabilidad. Cuando no estén comiendo o haciendo ejercicio, utilicen siempre su mascarilla, mantenga la distancia de más de un metro con su acompañante y lávese frecuentemente las manos con agua y jabón. Solo así podemos seguir avanzando”, concluyó la subsecretaria Daza.