Menú Principal

Chile comparte lo establecido en el diagnóstico de la situación actual de la Salud Mental en la región y el mundo, reconociendo los impactos que ha dejado la pandemia por COVID-19 en la población general, especialmente los grupos más vulnerables y en los trabajadores de la salud.

En este sentido, el país se hace parte del llamado a la acción a nivel nacional e internacional para fortalecer la colaboración regional y trabajar en la recuperación, mejorando los sistemas y servicios de Salud Mental.

Con el programa Construyendo Salud Mental, el Ministerio de Salud reafirma el compromiso de que en Chile “nunca más las personas estarán solas para enfrentar sus necesidades en salud mental”, impulsado por el programa de Gobierno del Presidente Gabriel Boric.

Las líneas de acción estratégicas para abordar la Salud Mental en Chile son:

1. Fortalecer el liderazgo y la gobernanza.
2. Mejorar la provisión de servicios en Salud Mental.
3. Promoción de la salud mental y prevención del suicidio.
4. Fortalecer Salud Mental en contextos de emergencias.
5. Fortalecer los datos, evidencia y la investigación.

A través de estos ejes, se establece la Salud Mental como una prioridad del Gobierno y asume su responsabilidad sobre esta materia, generando políticas públicas que permitan acompañar y dar soporte colectivo a las personas cuando la requieran.