Menú Principal
18 de agosto de 2021

Comienza la entrega de la fórmula de inicio para lactantes que reemplaza a la leche Purita Fortificada

– De visita en la Región de Aysén, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, supervisó el inicio de la distribución del producto destinado a los menores que no tienen acceso a la lactancia materna.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, visitó el Cesfam Alejandro Gutiérrez de Coyhaique, para supervisar la entrega de la Fórmula de Inicio para Lactantes que, desde hoy, comienza a reemplazar a la leche Purita Fortificada y que es parte de la reformulación del Programa Nacional de Alimentación Complementaria.

Hasta hoy, los niños que no pueden recibir lactancia materna accedían al producto Leche Purita Fortificada. Pero los actuales consensos nacionales e internacionales señalan que este producto tiene una cantidad excesiva de nutrientes comparado con la leche materna y puede aumentar el riesgo de desarrollar obesidad. Por eso lo hemos cambiado por una fórmula que no sólo los alimenta mejor, sino que también, junto con otras estrategias, ayuda a prevenir la obesidad”, explicó la autoridad sanitaria.

Desde 1954 se entrega leche en polvo a los niños, pero en 1974 se incorporó el nombre “Leche Purita”, que es una fórmula a base de leche de vaca con 26% de materia; en 1999 se fortificó la Leche Purita con hierro, zinc, cobre y vitamina C.

A partir de ahora, se entregará esta leche denominada simplemente Fórmula de Inicio para Lactantes, que proporciona nutrientes como proteínas y grasas en cantidad y calidad más adecuada, a los menores de 12 meses que no pueden recibir lactancia materna, que sean beneficiarios de Fonasa y siempre prescrito por un profesional de la salud.

El Ministerio de Salud promueve la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y luego, de manera complementada con otros alimentos, hasta los dos años o hasta que la madre y el niño lo deseen. Sin embargo, un 40% de las madres, por distintos motivos, no puede entregar una lactancia exclusiva al sexto mes, por lo que para esos casos se requiere una alimentación complementaria.

“Es un producto alimenticio más adecuado para satisfacer los requerimientos nutricionales de los menores de 12 meses y, a diferencia de la Purita Fortificada, no requiere agregarle azúcar y otros agregados a la leche, reduciendo la manipulación en la preparación de la mamadera”, detalló la subsecretaria Daza.

“Se trata de un cambio importante, porque sabemos que los niños y niñas con sobrepeso u obesidad tienen mayores probabilidades de seguir siendo obesos en la edad adulta y de padecer a edades más tempranas enfermedades como diabetes o enfermedades cardiovasculares y esta fórmula nos ayuda”, agregó la autoridad sanitaria.

Expansión progresiva

En 2015, se inició un proyecto piloto que entregó la fórmula de inicio a niños menores a 12 meses, que no tuvieran acceso a la lactancia materna, en reemplazo de la Leche Purita Fortificada. Este se aplicó en las regiones de La Araucanía, Magallanes y en el Servicio Metropolitano Occidente.

Luego de una positiva evaluación se decidió la expansión progresiva y por etapas de esta iniciativa a todo el país, abarcando a los niños de cero a 12 meses que sean beneficiarios de FONASA.

La primera etapa, que partió este miércoles, incluye a las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Aysén, partiendo con niños y niñas hasta los 6 meses de edad.

La segunda etapa, en octubre, sumará a las regiones de Coquimbo; O’Higgins; Maule; Biobío; Los Lagos; Los Ríos y Ñuble, para los menores de hasta 7 meses.

Finalmente, la tercera etapa se completa incorporando a Valparaíso y la Región Metropolitana, e incluyendo a niños y niñas de hasta 9 meses.

En los meses sucesivos se irá aumentando la edad, llegando a febrero de 2022 incorporando a los niños de 12 meses.