Menú Principal
5 de septiembre de 2017

Atacama: Iniciativa “Recicla Tu Energía, Ponte las Pilas” retiró más de 4 toneladas de baterías

“Recicla Tu Energía, Ponte las Pilas” retiró más de 4 toneladas de baterías para proteger la salud de la población y el medioambiente

 Son residuos peligrosos y los niños y niñas de Atacama lo saben, es por eso que jardines infantiles tanto públicos como privados han contribuido en esta noble campaña que persigue proteger la Salud de la población y el medioambiente. La iniciativa liderada por la Autoridad Sanitaria y su Consejo Asesor Consultivo ha reunido hasta la fecha más de 4 toneladas de pilas en las tres provincias de la región bajo el lema  “Recicla Tu Energía, Ponte las Pilas”.

Precisamente para celebrar este importante logro se realizó una actividad de difusión en la plaza de armas de Copiapó, que destacó el compromiso de los s jardines ganadores de este año 2017. En Copiapó el premio mayor fue para el Jardín Rayito de Sol (Integra), mientras que en Chañaral fue para el Jardín Los enanitos (Integra) y en Huasco, el Jardín Los Naranjitos (Junji).

El Dr. Pedro Lagos Montero, Seremi de Salud de Atacama explicó “Existe un riesgo potencial de contaminación por metales pesados asociado a la mala disposición de las pilas, dado que lo habitual es desecharlas  como residuo doméstico, cuando debieran tener un trato especial”.

Esta campaña, que surgió bajo el alero del Consejo Asesor Consultivo de la Autoridad Sanitaria reúne el compromiso de dirigentes sociales, Jardines Infantiles públicos y privados,  así como también el apoyo de la alianza estratégica de los municipios de la región y las empresas Mantos Copper, Confinor y CAP Minería, encargadas de  realizar la disposición final de estos residuos.

Por qué es importante reciclar una pila

Las pilas son dispositivos de alto uso, cuyos principales componentes son elementos pesados, tóxicos para el ser humanos y el medioambiente, tales como Mercurio, cadmio, níquel y manganeso. Aparentemente inofensivas, las pilas son arrojadas a la basura doméstica, las que con el paso del tiempo se oxidan y derraman estos tóxicos al suelo, agua y aire.

Para tener una dimensión del problema de contaminación  podemos indicar que una pila común gastada, arrojada al suelo contamina 3 mil litros de agua y una pila de botón (las de reloj) contamina 600.000 litros de agua.

En nuestro país se desechan aproximadamente 80 millones de pilas al año y el tratamiento que existe para retirarlas de los espacios comunes consiste en recolectarlas y encapsularlas en bloques de concreto con el fin de evitar que su contenido se derrame y dañe el medio ambiente.

El desafío es superar las cifras anteriores, dado que seguimos siendo invadidos con residuos y sustancias peligrosas, dañinas para la salud de las personas. En la medida que cada uno se comprometa con iniciativas y acciones preventivas, como éstas, estaremos como sociedad contribuyendo para que nuestro planeta nos siga cobijando en mejores condiciones.