Menú Principal
1 de enero de 2018

Previene las Enfermedades Transmitidas por los Alimentos

Las Enfermedades Transmitidas por los Alimentos (ETAs) abarca un amplio número de agentes que producen enfermedades y manifestaciones clínicas.

Generalmente producen manifestaciones estomacales, tales como diarrea, vómitos y dolor de estómago, aunque también pueden tener otros síntomas, como fiebre, enrojecimiento de la piel, taquicardia, y en los casos más graves, hepatitis y meningitis.

En Chile, el mayor número de brotes de ETA se manifiestan en período primavera-verano y ocurren por fallas en el procesamiento y manipulación de los alimentos. Aproximadamente la mitad de los casos tienen su origen en el hogar, los cuales en verano se asocian principalmente al consumo de productos del mar. También se originan en restaurantes, casinos y otros lugares de elaboración y consumo de alimentos


Recomendaciones:

 Lavarse bien las manos con agua y jabón ante de comer, al preparar alimentos, y después de ir al baño o mudar a lactantes.

 Manipular por separado los alimentos crudos (carnes, pescados, mariscos, verduras) de los demás productos, para evitar la contaminación cruzada.

 Consumir los alimentos bien cocidos, especialmente carnes, pollo, huevos, pescados y mariscos.

 Comer cocidas las frutas, verduras y hortalizas que crecen a ras del suelo.

 Mantener los alimentos a temperatura segura (que los productos refrigerados estén a menos de 5º y los platos calientes a más de 65º).

 No comer mayonesa casera.

 Comprar y consumir alimentos sólo en recintos autorizados por la Secretaría Regional Ministerial de Salud.

 Utilizar sólo agua potable. Si no hay, hervirla al menos 3 minutos y dejar enfriar.

 Asear y desinfectar los mesones y cubiertas donde se preparan alimentos

 Mantener limpios baños y cocinas.